Quimioterapia y métodos alternativos, fuera dudas
Quimioterapia y métodos alternativos, fuera dudas

Os hemos escuchado. Ante la confusión generada por el artículo Alternativas naturales a la quimioterapia de nuestro número 1.514, vamos a publicar otro aclaratorio en nuestro número 1.516. Ya os lo adelantamos aquí. Para que no os quede ni una sola duda.

Un método que salva vidas

Eso es la quimioterapia, hoy por hoy el único tratamiento, además de la hormonoterapia, capaz de destruir las células cancerosas y controlar su crecimiento. ¿Tiene efectos secundarios? Lo primero por aclarar es que, aunque cualquier tratamiento comporta riesgos y puede ocasionar efectos secundarios, en la quimioterapia  no tienen por qué aparecer todos los síntomas que se le asocian: “Los fármacos empleados son cada vez más eficaces y permiten alcanzar mejores resultados con menos efectos secundarios. Es más, no siempre aparecen éstos o cuando surgen son, en la mayoría de los casos, tolerables”, detallan en la Asociación Española Contra el Cáncer. Y añaden: “En ocasiones, algunos pacientes asocian los síntomas que provoca el tratamiento con un empeoramiento de la enfermedad. En la mayoría de los casos esto no es correcto, es decir, el tumor puede evolucionar favorablemente y los síntomas desaparecerán cuando finalice el tratamiento”.

Terapias complementarias y alternativas, no son lo mismo

Aquí nos faltó diferenciar.  “No es lo mismo la terapia alternativa que la terapia integrativa. Se suelen utilizar como sinónimos y no lo son”,  explica el doctor Pedro Pérez Segura, oncólogo de la Sociedad Española de Oncología Médica. Es decir, existen las terapias alternativas y, por otro lado, las integrativas o complementarias. ¿La diferencia entre ambas? Las alternativas se utilizan en lugar de la medicina convencional (quimioterapia). Las complementarias o integrativas son “aquellas que se usan conjuntamente con la medicina convencional. Un ejemplo es el uso de relajación para mitigar la ansiedad que los pacientes pueden sufrir”, dicen en la AECC. Es decir, ayudan a sobrellevar los efectos secundarios cuando aparecen. Y cada día se van incorporando más a los programas terapéuticos para llevar mejor el tratamiento. “La acupuntura y el reiki se están aplicando y ayudan frente a los efectos secundarios o el dolor. Existen datos que avalan la utilidad de las terapias cuerpo-mente para llevar mejor el tratamiento, por ejemplo, emocionalmente. Pero para nada es una alternativa al tratamiento oncológico normal”, puntualiza el doctor.

 


Tratamientos personalizados

Otro punto a aclarar.  El tratamiento actual del cáncer de mama está curando a muchas mujeres y salvando muchas vidas; en lo que deseábamos hacer hincapié es en que las pruebas genómicas, implantadas ya en varios hospitales, ayudan a concretar dicho tratamiento en cada caso. “El perfil genético permite diferenciar tumores que, a nivel microscópico, pueden ser muy parecidos pero que luego, genéticamente, se comportan de modo diferente. Así, estos estudios moleculares ayudan a que en un porcentaje de casos de cáncer de mama se pueda tomar una decisión más individualizada sobre si se debe aplicar quimioterapia, hormonoterapia o es suficiente con el tratamiento local quirúrgico”, añade el doctor Pérez Segura.

Dónde te pueden ayudar:
Asociación Española Contra el Cáncer
Sociedad Española de Oncología Médica
Grupo Español de Pacientes con Cáncer
Federación Española de Mujeres con Cáncer de Mama


SUBIR

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, recopilar información estadística de tu navegación y mostrarte contenidos y publicidad relacionados con tus preferencias.

Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.